¿Dónde quieres estar dentro de tres años?

A veces es importante tener un momento a solas y preguntarte a dónde quieres estar dentro de tres años. Y quizás te preguntarás, pero ¿cuáles son las razones para hacerlo?, ¿es realmente necesario? Bien, para el especialista en autoayuda Felipe González Gervaso este es un paso determinante para la vida de cualquier persona.

Una de las principales razones por  la que deberías dedicarte un tiempo a ti mismo para hacerte esta pregunta, es que podrás visualizarte a futuro y tendrás un motivo para avanzar.

Esto sin añadir que representa una forma de trazarte metas a mediano plazo para encaminarte hacia tus sueños.

Claro, la idea es que establezcas objetivos realistas para evitar posibles decepciones.

¿Quiero emprender o ser empleado de una empresa?

Saber dónde quieres estar dentro de tres años, podría llevarnos a otra pregunta muy común sobre todo cuando queremos decidir sobe qué vamos a hacer con nuestra vida: ¿quiero ser un emprendedor o un empleado? De  la decisión que tomes podría depender tu prosperidad. Si no tienes dinero suficiente para montar tu propio negocio, lo más posible es que hoy seas empleado de una empresa. Ahora bien, ¿en tres años quieres seguir siéndolo o ser totalmente independiente? Seamos honestos, como trabajador o asalariado el margen de llevar una vida próspera no es muy amplio, pero si emprendes tu propia empresa tienes las posibilidades de convertirte en un empresario exitoso.

 

Tú eliges el camino

Seguro ya lo sabes, tú decides por cuál senda quieres transitar: ¿llevar un estilo de vida conformista? o ¿ir por el premio más grande, aunque el trayecto sea largo y difícil de transitar?

Por supuesto, esto es algo que no nos dicen en los colegios porque el sistema educativo actual no se preocupa mucho por formar pensadores, sino repetidores, así lo asegura nuestro experto Felipe González Gervaso.

Es así, desde muy pequeños nos preparan y nos forman para servirle a una empresa, no para llevar las riendas de una.

Por esta razón sugerimos nuevamente que te preguntes ¿dónde quieres estar en un lapso de tres años?

Si eliges el camino del empresario, lo primero que debes hacer es desarrollar una idea de negocio e investigar sobre cómo se dirige una empresa, mientras vas ahorrando dinero para emprender tu proyecto. Aunque, no olvides que también tienes la opción de buscar financiación para materializar tu idea de negocio, pero… sí es fundamental que te vayas preparando mental y profesionalmente para asumir el desafío de emprender tu propia empresa.

¿Te atreves?

Hazte la pregunta mágica.

Comparte:

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: