Search Console de Google

En la época que estamos viviendo, la presencia online de cualquier servicio o empresa es crucial para su funcionamiento. No solo es suficiente con mantener al día las redes sociales de la misma –Facebook, Instagram, Twitter– sino que también la página web juega un papel importantísimo en su posicionamiento.

Es por esto que hoy en día existen diversas herramientas diseñadas para ayudarnos a manejar exitosamente dicha página web, siendo Search Console de Google una de las más recomendadas. Si estás a cargo de administrar un sitio online o te interesa sobre el tema, quédate, estaremos repasando los aspectos más importantes de esta grandiosa herramienta.

Search Console de Google: características

Antes era conocida como “Herramientas para Webmasters de Google” (o Google Webmaster Tools) hasta que en el 2015 se consideró que el término “webmaster” ya era obsoleto por lo que hubo una modificación en el nombre. Como ya sabemos, Search Console es una herramienta que permite optimizar el funcionamiento de una página web, específicamente analizando y comprobando el estado de la misma en los resultados que surgen cuando un posible cliente hace una búsqueda en Google; es decir, puedes asegurarte de que se esté mostrando la página en Google.

 

Lo bueno de este servicio es que es gratuito, cualquiera puede registrarse sin siquiera crear una cuenta nueva: la que ya poseemos de Google servirá perfectamente. Una vez seas usuario de Search Console, podrás resolver problemas con softwate malicioso (o spam) dejando tu sitio web completamente limpio, quitar contenido que no quieras mostrar en los resultados de búsqueda, supervisar que el contenido que ofreces sea atractivo visualmente, entre otras actividades. Además, podrás chequear cuáles son las consultas que muestran a tu página (y cuáles de ellas atraen más tráfico), si la información que te interesa mostrar está resaltada y cuáles otros sitios web están relacionados con el tuyo.

 

Ojo: páginas verificables

Una vez te hayas registrado sin ningún problema, tendrás que comprobar que eres el administrador del sitio y el mismo Google te recomienda un método bastante rápido y sencillo. Simplemente, tendrás que descargar un archivo HTML de verificación y subirlo a la página que estás manejando. Luego, confirmas que la subida se realizó correctamente y, por último, hacer click en el botón de “verificar” que Search Console pondrá a tu disposición. Ahora sí, opciones como “novedades importantes”, “errores de rastreo” y “análisis de búsqueda” estarán disponibles para que puedas administrar y organizar la página sin inconvenientes.

A %d blogueros les gusta esto: