Sácale rendimiento a tus conocimientos

Estamos seguros que en muchos libros donde tratan temas sobre el emprendimiento te han dicho que una de las llaves esenciales para alcanzar el éxito es el conocimiento. Y ¿adivina qué? Tienen muchísima razón.

Pero, no basta solo con saberlo, según el experto en liderazgo y motivación, Felipe González Gervaso, primero debes abrir tu mente hacia el aprendizaje.

Es decir, ser curioso, aprender de lo que lees y ves, incluso cultivarte de las experiencias de otros emprendedores, etc., para elevar tu conciencia y actuar de la manera más adecuada.-

El hecho es que tienes que intentar saber cada vez más sobre lo que quieres hacer, porque mientras más conocimientos tengas mayores posibilidades tendrás de convertirte en una persona exitosa. Una vez que has nutrido tu mente es que podrás sacarle partido a tus conocimientos, pero ¿cómo? Ahí es donde vamos.

Claves para sacarle rendimiento a tus conocimientos

Si eres un afortunado de contar con amplios conocimientos tanto académicos como  empíricos, tienes una gran ventaja. Claro está: si les sacas provecho de la siguiente manera:

¡Aplica lo aprendido!

Quedarse con lo que leíste o viste es como quedarse mirando el alimento, sabiendo lo esencial que es el alimento para tu cuerpo; por supuesto, nadie alimenta el organismo con la mirada, ¿verdad?

Bueno, igual sucede en el mundo de los negocios; debes alimentar tus acciones con el conocimiento que has adquirido.

Eso sí, también es necesario llevar este conocimiento a la práctica de forma constante para que en un futuro apliques todo ese aprendizaje inconscientemente. Pues de esta manera verás resultados cada vez más óptimos y notarás cómo te irás acercando al éxito.

 

No siempre hay que actuar

Cuando tienes conocimientos sobre algo, tienes una idea más claro sobre cuándo debes aplicar lo que sabes y cuándo no.

Así que otra forma de sacarle partido a tu conocimiento es callar,  mirar cómo se desarrollan las cosas y listo. O simplemente esperar el momento indicado para ejercer acciones que generen mayor productividad.

El conocimiento nos ayuda a comprender que a veces debemos dejar lo  que sabemos para una instancia que nos resulte  más favorable.

Escucha a otras personas

Por mucho conocimiento que tengas, tus ideas no son las únicas brillantes en este mundo, hay otras personas que pueden añadirle un plus o reforzar lo que sabes.

¿Qué queremos decir con esto? Bien, a que no te cierres al hecho de potenciar tus conocimientos con las ideas de otros que también tienen conocimiento. Recuerda que no siempre tendrás la razón y tus decisiones no siempre serán las mejores.

Ya para cerrar, el coach Felipe González Gervaso, concluye que cuando realmente le sacas rendimiento a tus conocimientos actúas de manera coherente y con conciencia de que no eres un sabelotodo.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: