¿Ofrecer lo que yo quiero o lo que los clientes demandan?

En muchas ocasiones, los clientes saben a la perfección que es lo que desean, sin embargo, no saben lo que necesitan, por esta razón surge la conocida frase “el cliente siempre tiene la razón”, sin embargo, esto resulta un total peligro para las empresas en vista de que en repetidas ocasiones no es el cliente quien tiene la razón.

Tipos de clientes

Existen clientes que verdaderamente buenos que contribuyen al crecimiento de las empresas como clientes malos que no generan a portes sino pérdidas. Toda empresa debe contar con la posibilidad de tener los mejores clientes, lo más fieles con los cuales se puede trabajar de forma amena y además se les puede ayudar.

Los clientes que acuden a una empresa específica mediante su marca, son diversos, es decir, no todos los posibles consumidores potenciales poseen las mismas características y cualidades. A continuación, se presentarán los tipos de clientes más comunes.

  • El oportunista

Este tipo de cliente, no suele ser quien permanece como fiel consumidor de la empresa sino que se aprovecha de una oportunidad para hacerles a los empresarios forzar algún tipo de venta que no les servirá de nada a largo plazo.

  • La bomba relojera

Este cliente suele ser racional y comprometido, sin embargo, en algún momento dejan ver su ira y van contra la empresa.

  • El indeciso

Este cliente, se manifiesta interesado en el producto, sin embargo, gracias a su indecisión opta por buscar otras opciones.

  • El Multistaker

Siempre tiene demasiado que pensar, por tal motivo no le es posible estar concentrado en la oferta de la empresa.

  • El “meteprisas”

Por lo general, este cliente desea todo a la brevedad posible, no está dispuesto a esperar y el hecho de tener que hacerlo lo hace buscar otra opción para sus compras.

  • El que quiere y no puede

Este cliente, realmente quiere adquirir el producto, sin embargo, no puede obtenerlo ya que no posee manera.

El estudio del mercado para un ganar-ganar

Luego de evaluar diversos tipos de clientes existentes en el mercado se puede analizar como en muchos de los casos, estas personas no saben realmente que necesitan para satisfacer sus necesidades, por lo tanto, la empresa se encuentra en el deber de hacer en primer lugar un buen estudio del mercado para evaluar que clientes son potenciales y cuáles no. Además, gracias al estudio de las necesidades de los clientes y las condiciones del mercado es posible mantener un equilibrio entre lo que se quiere ofertar y lo que desea el cliente.

A %d blogueros les gusta esto: