GONZÁLEZ GERVASO  on SEO. El Search Engine Optimization, mejor conocido por sus famosas siglas SEO, consiste en el conjunto de técnicas (como edición de contenido, campañas de enlaces, navegación in site, entre otros) mediante las cuales se optimiza la posición de un website. ¿Más simple? Se trata de mejorar la estructura e información en una página web para que ésta sea más visible al momento de utilizar algún buscador, todo ello con el fin de lograr una mayor cantidad de visitas al sitio. En español, se le denomina como posicionamiento en buscadores y también como optimización web o en motores de búsqueda.

¿Cómo funciona el SEO?

Al ser el SEO un proceso que está relacionado con los motores de búsqueda, es necesario que conozcamos primero cómo funcionan éstos: en general, su modo de trabajo se puede resumir en dos grandes pasos. Primero, un rastreo en la web llevado a cabo por bots (programas informáticos que realizan de forma automática tareas repetitivas a través de Internet) pasando de un enlace a otro y recopilando información sobre lo que las páginas ofrecen a sus usuarios; prestando especial atención a aquellas que presentan cambios recientes –es decir que se interesan por contenido nuevo.

La segunda parte, la indexación, consiste en la organización de las páginas ya rastreadas en un índice: lo que vemos al hacer alguna búsqueda. Si bien en un principio los motores de búsqueda se basaban simplemente en cuántas veces se repetía una palabra (la que nos interesaba a nosotros) ahora los procesos han evolucionado lo suficiente hasta lograr darle prioridad a la calidad sobre la cantidad en el contenido.

Es por ello que es tan importante el SEO, gracias a éste, nuestra página conseguiría posicionarse entre las primeras que vea el usuario y atraer más potenciales clientes. Ya sabemos todos que ninguno pasa siquiera de la segunda página del buscador de Google, vamos directamente a los primeros links que se nos ofrecen.

Algunas recomendaciones

Por aquí te dejamos algunos factores que pueden afectar el posicionamiento de tu página, así que evítalos a toda costa: cualquier material que pueda ser considerado como spam (propaganda, contenido repetitivo), una web que tome demasiado tiempo en cargar y, por supuesto, contenido que no sea original.

Dentro de los métodos del que sí podrían ayudarte a mejorar el tráfico de la página, podemos incluir las publicaciones externas (medios de comunicación, posts en otras webs, etc), un uso óptimo de redes sociales (indispensable en estos tiempos) y la gestión de un blog.

A %d blogueros les gusta esto: